Nuevo atentado patrimonial en Roquetas de Mar - Almería Costumbrista
Primero, la Casa de Anita Guerrero una de las pocas viviendas tradicionales de Roquetas de principios del siglo XX, comprada en 2016 por el Ayuntamiento para restaurarla y convertirla en museo. Después, el proyecto definitivo, que demuele la casa, conserva sólo la fachada y levanta un mamotreto de 3 pisos encima.

Las obras de restauración se detuvieron en agosto de 2019, porque supuestamente era imposible salvar la casa por problemas estructurales, sin contactar con expertos en arquitectura tradicional y a pesar de que se restauren edificios en toda España de mucha mayor antigüedad. Para colmo, casualmente en el propio proyecto del nuevo museo se desmiente este motivo, pues indica que "desde el punto de vista estructural no se aprecian, a priori, fisuras ni grietas que hagan dudar de su estabilidad".

Fotografía realizada por Juan Miguel Galdeano.

Desde Unidos por Turaniana consideramos incompatible construir un museo de historia de Roquetas derribando una de las casas más antiguas de su casco histórico. Por eso pedimos al Ayuntamiento y particularmente a Gabriel Amat que restaure la Casa de Anita Guerrero completamente y, si desea un edificio moderno como museo, lo traslade a otro solar que no suponga la pérdida de historia para los roqueteros.


   Escrito por Juan Miguel Galdeano 
   Manzano, presidente de la Asociación 
   Unidos por Turaniana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages