Teatro aficionado en el siglo XX - Sociedad Jacinto Benavente - - Almería Costumbrista

Teatro aficionado en el siglo XX - Sociedad Jacinto Benavente -

Share This
A finales del siglo XIX, como ya os contamos anteriormente, se realizaban sesiones de teatro aficionado en los centros culturales más importantes de Almería, pero también en pequeños salones construidos para tal propósito. Así pues, la Sociedad Jacinto Benavente tuvo a bien llevar a escena el drama "Juan José", del dramaturgo Joaquín Dicenta, en 1912.

Sólo hacía una semana desde que había representado las obras teatrales "Robo en despoblado", una comedia de Miguel Ramos Carrión, y "Noticias frescas". En aquella cita cultural destacó magistralmente la actriz Carmen Vallejo, quien tuvo que salir varias veces para agradecer los aplausos por su brillante interpretación del monólogo "Sin cocinera".

Todavía existía por entonces la veterana "Sociedad Recreativa Romea", pues en el antiguo Diario de Almería pueden leerse las siguientes palabras, las cuales reflejan que en Almería había arte "para dar y regalar": "pusiéronse en escena el grandioso cuadro dramático en un acto y en verso, «Una limosna por Dios», el juguete cómico, «Un negocio a Cara y cruz» y el pasillo cómico «El edil», cuya representación estuvo admirable".

La Sociedad Jacinto Benavente, como otras, también organizaba actos de distintos tipos. Con motivo de los carnavales que se llevaron a cabo en Almería en 1917, fue premiado el mejor disfraz de los socios, por lo que la joven Amelia Godoy recibió un galardón por su ingeniosa máscara. Sobre la cabeza llevaba un sol que representaba el progreso, así como un letrero en el que podía leerse "Europa" y una inscripción con letras doradas, en la que ponía "Soy la paz" en otras partes de su cuerpo.

La sede de esta popular sociedad se hallaba en el teatro Apolo, donde en una ocasión realizó una verbena andaluza con jóvenes que iban ataviadas con sus mejores mantones de manila. Sin embargo, en numerosas ocasiones salía de la zona de confort para llevar su arte a un público más amplio. 

Con motivo de la representación de una comedia del pintor Pedro de la Puente, estuvo en el demolido Teatro Variedades en 1918. Estaba situado un poco más abajo del Teatro Cervantes, donde hoy se encuentran los edificios de Hacienda y el hotel Costasol.

Sin duda, la actividad cultural de la Sociedad Recreativa Jacinto Benavente era considerable y de gran valor. Por esta razón, el redactor del Diario de Almería no dudó en salir a defenderla cuando se profirieron malas palabras sobre una actuación que tuvo lugar en Pechina en 1925: "ha constituido un éxito resonante y un verdadero triunfo, hasta el punto de haber recibido preposiciones para un nuevo y ventajosísimo contrato".

El trabajo altruista del elenco de actores de la agrupación reflejaba las inmensas ganas de llevar las emociones a un público que amaba el teatro. Por ello, como otras sociedades de su tiempo, desempeñaba un importante papel en el panorama cultural de Almería.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages