Ciclismo en estado puro con Francisco Cazorla - Almería Costumbrista

Post Top Ad

Responsive Ads Here
Ciclismo en estado puro con Francisco Cazorla

Ciclismo en estado puro con Francisco Cazorla

Share This

El maestro de inglés Francisco José Cazorla es un almeriense enamorado de la bicicleta. La gran pasión que tiene por este deporte, que le hace aspirar a duras etapas de montaña, procede de la niñez, de años en los que su padre tuvo a bien regalarle una bicicleta. “A los doce empecé a tomármelo medio en serio, puesto que veía que los niños hacíamos carreras y yo ganaba a todos”, dice.
Con esa edad, tras una mañana dándole a los pedales junto a un amigo del barrio, se atrevió a ir hasta hasta Rioja en bicicleta, hecho que supuso para él una prueba de altura, puesto que era muy joven para recorrer tal distancia desde Almería capital; así, poco a poco, este aficionado a la bicicleta se fue haciendo mayor y aquellos poquitos kilómetros quedaron en un mero recuerdo. Actualmente hace rutas que superan los cien kilómetros.
A sólo un año de aquella experiencia de carreras con los amigos, Cazorla ya estaba pedaleando sobre un asfalto de más categoría con otros aficionados a la bicicleta. Tal es así que, incluso, tuvo el gusto de hablar sobre ciclismo con David Bisbal cuando se conocieron en el barrio en el que ambos vivían y reconoce que salieron a entrenar alguna que otra vez. “Cuando yo corría en cadetes, él lo hacía en juveniles. Era un loco perdido, pues estaba siempre en el suelo”, rememora Cazorla.
En los años que lleva sobre la bici, que no son precisamente pocos, ha estado en varias rutas. “Está la típica, clásica, que es la vuelta entera desde Almería capital hasta Laujar, bajas por El Ejido, luego haces Aguadulce y Almería finalmente, pero ya estamos hablando de un gran nivel. Hay que tener forma y llevar muchos kilómetros”, advierte a los lectores de Almería Costumbrista.
Aprender sobre este bonito deporte es fácil para todo el que lo desee, pero, para pedalear como los grandes profesionales que acostumbramos a ver en la televisión, hay que dejarse el alma sobre las ruedas. “Alguna gente sale entre semana, tiene cualidades innatas, muy buenas, pero esto es mucha disciplina. Hay que coger la bicicleta, hacer al principio unos veinticinco kilómetros e ir metiendo entrenamiento cada vez más”, explica.
En el mundo del ciclismo, según señala el maestro y ciclista, hay compadreo. No obstante, algunos compañeros le pegan el palo siempre que pueden, es decir, se levantan de la bicicleta y recuperan, a toda velocidad, el puesto que Cazorla les ha quitado. No hay duda, el almeriense es capaz de retar a los más experimentados ciclistas, puesto que su ilusión por este deporte impide que se sienta pequeño entre sus compañeros. Si te lo encuentras por la carretera, ten cuidado, él aprieta fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages